lunes, 20 de enero de 2014

Amo mi sexualidad


Mi primer recuerdo de infancia se sitúa en 1991, yo tenía 3 años y medio   y me recuerdo acostada en mi camita con una almohada encima de mi cuerpo a la que abrazaba y dándole besos  pensaba que era Alan, un niño del kínder que me gustaba.

Mi padre y abuelo siempre tenían escondidas revistas  y películas pornográficas, cuando me encontraba sola me gustaba buscar entre sus cajones y mirar las portadas de aquellas revistas, me causaba curiosidad saber qué era eso que tanto les gustaba.
Contrario a lo que dicen las etapas de Freud  que a cierta edad  comienzo con la latencia y olvido todo pensamiento sexual, yo pensaba más en eso y nunca fui muy dedicada a la escuela… “La letra con sangre entra”, frase que escuchaba con frecuencia, me gustaba más vivir en mi mundo de fantasía sexual que hacer la aburrida y tonta tarea.

A los cinco años jugaba a realizar concursos de belleza, me colocaba calcetines me formaba unos senos enormes y en mi historia yo era la ganadora por tener aquellas lindas tetas gigantes las cuales le ofrecía al juez después de mi coronación.
A los 7 años me encantaba jugar con mis muñecas ellas se besaban entre sí y al final terminaban en la cama con ken me gustaba encimarlos y provocarles esos deliciosos roces, yo no sabía exactamente cómo funcionaba ese extraño acto sexual por eso solo los frotaba.

Cuando tenía 8 años mi mamá me encontró varias veces en el closet encerrada sosteniendo firmemente la manga de un abrigo mientras lo acariciaba, pesaba y pegaba a mi tierna vagina simulando que era un pene.
Cuando tenía 10 años jugaba a que iba en la universidad y tenía un lindo y apuesto novio al que seducía , mi novio solía ser una cara pintada en la pared a la que besaba y dejaba al descubierto mis partes íntimas.
A los 12 años me gustaba dormir desnuda y poder tocarme y conocer que tanto tenía ahí abajo, me causaba muchísima curiosidad, a los doce comenzaron a darme esos temas de sexualidad en la escuela, clásico que piden laminas del aparato reproductor femenino y masculino, me quedaba fascinada  averiguando cuantas cavidades teníamos a esa edad aprendí que contrario a lo que yo pensaba las mujeres tenemos 3 orificios en vez de los 2 que yo creía, uno para orinar, la entrada a la vagina y el ano; esas tareas donde tenía que hacer maquetas de los aparatos reproductivos me encantaban.

A los 13 ya estaba en secundaria, mis papás trabajaban todo el día y tuve oportunidad de ver mi primer película porno, de los 13 a los 15 todo fue subiendo de tono y mis fantasías aumentaron; colocaba todas las almohadas de la casa en mi cama e imaginaba que  cada una era algún chico o chica de la escuela que me gustaba ,las besaba y las montaba y entre tantas veces que las bese y las monte tuve mi primer orgasmo, ohh que momento tan maravilloso me gustó tanto que cada tarde lo repetía sin parar era increíble.
Aunque tenía esas locas fantasías nunca tuve novio en la secundaría pues era considerada como mmm “rara, muy alta y poco atractiva”, cosa que se me olvidaba al estar en la cama con muchas almohadas.
A los 15 entre a la preparatoria, estaba llena de niños más grandes que yo en busca de carne fresca y joven, yo era alta delgada, cabello castaño y lo que no tenía en cuerpo lo compensaba con un poco de perversión y atrevimiento.

Tenía muchas ganas de por fin ver en vivo que tanto era eso que guardaban los hombres debajo de sus pantalones, el salón lleno de pubertos calientes como yo con una curiosidad infinita, la escuela con un patio trasero angosto y abandonado nos permitía experimentar y nos íbamos a los famosos “fajes” nunca llegamos a más los tocaba por debajo de sus pantalones y sentía como tenían ahí, pero no podía ver aún.
Un día los chicos del salón de alado salieron temprano y solo quedo un chico que me llamaba la atención solo en su salón, me llamo y entre, me abrazo me beso y se bajó el pantalón dejando ver un tierno pene con el glande cubriendo su cabeza lo toque, se sentía muy tibio, de pronto irrumpió en el aula la coordinadora y salimos corriendo y con miedo, al otro día ya no nos llamó la atención, pero volví a mi casa excitada y me masturbe media tarde.

A los 15 años  (2004) tuve mi primer novio serio, era un niño agradable que me gustaba mucho fan de Manson ,Korn ,Blink 182 ,SOD y demás grupos de aquéllas épocas que te hacían sentir un chico malo, me envió una carta y me invito a salir a platicar, vivía a tan solo 3 cuadras de mi casa.
Era una noche hermosa en esas épocas a mis 15 añitos no sentía tanto frio al salir en las noches oh bendita juventud como la extraño, quedamos de vernos afuera de mi casa a las 6 o 7 de la tarde me parece, yo salí con algo de miedo era mi primer cita que emoción, él estaba ahí sentado esperándome con un pants blanco que siempre me encanto como se le veía, con el miedo que sentía salí y me metí de inmediato a la papelería de junto para quitarme los nervios compre un sacapuntas y salí a verlo, el me llevo un regalo, una flor de peluche que aún conservo.

Comenzamos un lindo romance de niñitos ilusionados y enamorados, ese primer amor con el que sueñas y planeas tu vida a futuro, nos gustaba ir a una calle donde había muchos árboles a platicar y toquetearnos, después comenzamos a ir a su casa y queríamos tener esa famosa primera vez pero yo sentía algo de miedo, lo más que lográbamos hacer era roce de genitales sin ropa, con el tiempo las cosas subieron de nivel y un día por fin nos atrevimos entre besos abrazos y caricias con delicadeza me tomo en su recamara que se alumbraba con una tenue luz roja que brindaba una lámpara de papel del mismo tono y finalmente entre intentos fallidos y choques raros logro penetrarme y al final al vestirme solo sentí como algo caliente escurría de entre mis piernas, el solo dijo: “¡Sí eras virgen!”, me presto un largo abrigo para que no se notara la mancha y me llevo a mi casa, al llegar me cambie y estaba emocionada no podía creer que por fin mis perversas fantasías eróticas se habían vuelto realidad, ya no era “virgen”, un pene había entrado en mí, sorprendida metí mis dedos a mi vagina y note la gran diferencia ahora siii entraban y me dolía un poco menos, me hacía falta práctica. A ese día le siguieron más y más tardes de sexo adolescente desenfrenado, siempre tuve presente que tenía que protegerme y sabía las consecuencias que traería el no cuidarnos, un día el condón se rompió, él me fue a dejar a mi casa preocupado y más tarde regreso con unas post-day que habían salido al mercado recientemente, su mamá lo esperaba afuera ella las había comprado, lo tomo como algo muy normal, fue un gesto increíble de la señora.
 Dos años más tarde la relación se terminó pero me quedaron los bellos recuerdos y una increíble amistad que aún conservo, con él  tome mi tutorial básico de sexualidad.


No mucho tiempo después al reprobar el primer año de prepa entre a una nueva escuela y un día en el receso una amiga me dijo, dime quien te gusta y te lo presentamos, yo ya había visto a un chico 2 años mayor que yo que me gustaba muchísimo, al salir de la escuela el ver esa inconfundible mochila amarilla a lo lejos me llenaba de mariposas el estómago, me lo presentaron ,nos gustamos y nos hicimos novios, a él le escribí y dedique más de 20 poemas que aún conservo en libretas antiguas, en ocasiones llevaba una guitarra y cantaba canciones de Bunbury, por el me aprendí 2 discos completos de Bunbury y uno de Héroes del silencio…. Me encantaba pasar el tiempo con él, esperaba ansiosa el receso para poder verlo y la hora de la salida para seguir abrazándolo y besándolo, me hacía reír a morir, tenía unos dientes raros pero hermosos y un sexy lunar junto a los labios que me enamoraban, unas lindas pestañas, su voz y risa me volvían loca, recuerdo que al abrazarlo y besarlo en ocasiones tenía pequeñas erecciones que me hacían sentir su miembro entre mis piernas, estaba enamorada me encantaba que pasara eso.
Un día nos decidimos que era tiempo de tener sexo, nos quedamos de ver una mañana cerca de la escuela, él me llevaría a su casa pues en las mañanas no había nadie, él me había contado que era virgen el saber que si eso de verdad era cierto conmigo experimentaría su primera vez ,me emocionaba aún más, por fin llegamos a su casa comenzaron los besos y caricias y finalmente el clímax total, me quite la ropa y me coloque a la orilla de la cama, podía sentir con que emoción me tomaba y metía ese maravilloso pene dentro de mí, todavía el recordar me excita bastante, todo fue maravilloso, al terminar él se acostó y clásico ,encendió un cigarro, fue increíble, después de eso mi tonta cabeza de adolescente confundida lo dejo porque quise regresar con el chico con quien tuve mi primera vez pero tarde una semana en darme cuenta del gran error que cometí y cuando quise volver con él ya era tarde él se había conseguido otra novia una tipa enana y morena que me caía fatal, desde mi salón los veía besarse lloraba y en esas épocas escribí cursis y deprimentes poemas de desamor, cuando ella finalmente salió de la escuela y el quedo solo de nuevo regresamos y fui feliz de nuevo, estaba a su lado me trataba increíblemente genial, fue a mi casa en dos ocasiones ,hasta que un día se graduó de la preparatoria aquel día yo fui edecán de su graduación me presento a sus padres y esa fue la última vez que lo vi, me corto meses después cuando le llame en mi cumpleaños y pregunte si ya no éramos novios y contesto un rotundo NO, fue mi primer decepción amorosa pues al anterior yo lo había terminado porque ya no sentía nada por el pero a ese niño lo amaba ,a partir de él no volví a escribir más poemas cursis y algo en mí simplemente murió y jamás volvió a ser lo mismo, aún recordar su último beso me causa dolor.

Durante los siguientes años, el último de prepa y el primero de universidad no tuve ni quise tener ningún novio, esperaba que aquel amor de prepa regresara y cargaba su foto para todas partes hasta que la perdí no sé dónde y lo tome como una señal de que tenía que avanzar.
Desde el inicio de ésta historia conté como tenía grandes tendencias a jugar con mi sexualidad y los años posteriores a mis 18 años sin duda no fueron la excepción, no se aún como fue que comencé a tener esos pensamientos sexosos, yo creo que nací así, mitad niño y mitad niña y esa parte de niño fue la que utilice después, si un hombre puede tener sexo con varias mujeres sin miedo a ser juzgado porque no habrían de hacerlo las mujeres.
Siguió la pasarela de hombres y experiencias en mi vida, novios con los que dure muy poco y no marcaron algo importante en mi vida, amores efímeros y múltiples orgasmos,  me divertí lo suficiente y hasta cierto punto lo necesario.
Finalmente al tener la misma cantidad de parejas sexuales en mi vida que mi edad decidí parar y buscar a una persona de la cual intentar enamorarme con casi la misma intensidad que mis dos amores del pasado y ahí estaba el… atractivo, alto, con carrera terminada, gustos similares a los míos, encantador, lo encontré y decidí quedarme ahí hasta ahora.

Y de ahí que surgen mis ganas por escribir esto, YO nací con estas inquietudes sexuales, desde muy pequeña me gusto y nunca me ha dado pena expresar y practicar mi sexualidad, la practico con seguridad y los errores que he cometido se han podido solucionar no me arrepiento de nada  que hice en el pasado ya que todo me ayudo a formar lo que soy ahora.
No me da pena decir que me encanta el sexo y lo disfruto al máximo, con el tiempo logre incluso tener orgasmos por minuto o menos llegando hasta los 20, es algo increíble que me encanta, con el tipo de vida sexual que llevo no le hago daño a nadie y me molesta infinitamenteeeeeeee que las personas suelan juzgarme y llamarme “puta”, cuando realmente solo soy una de las pocas personas que logra estar en armonía con su sexualidad y los hombres lo hacen y peor y nadie les dice absolutamente nada, algo injusto no?

Así es que voten por mí para presidenta del país en el 2018 y haremos una campaña pro sexo pro orgasmos y demás cositas!! Por un país libre de prejuicios XD ok noooo, solo es un pequeña invitación para las mujercitas que me leen a vivir y disfrutar al máximo su sexualidad sin temor a ser juzgadas y eso si con responsabilidad.

TENGO 13,102 VISITAS LLEGANDO A LAS 13,200 PUBLICO LA CONTINUACIÓN DE ESTA LARGA HISTORÍA Y MAS DETALLES EXQUISITOS, ASÍ QUE COMPARTAN COMPARTAN EL LINK :D
HE DICHO (Me largo a masturbarme)